lunes, diciembre 31, 2012

Como una carraca

Antes de que se acabe el año: el ave del 2012 , nombrada por el SEO/Bird life, ha sido ésta.

Es una carraca europea (coracias garrulus), la única de la familia coraciidae que habita en Europa. Regresará de sus vaciones de invierno en el África subsahariana en el mes de Abril y la podremos ver las cuencas del Duero, Guadiana, Tajo y Guadalquivir y también en el sureste de la península y el valle del Ebro.
Pájaros en la cabeza

domingo, diciembre 30, 2012

¿Quieres que me reinvente?

Naranja Amarga se reinventa para convertirse en un diario de lecturas, visionado de películas, comentario de obras de arte, escucha de músicas varias y avistamiento de pájaros y otros animales. Como gurú en esta nueva etapa tomaremos a la diosa de la reinvención: Madonna.
 Notas a pie de página

lunes, enero 09, 2012

Gaviotas, ¡primero, conquistaremos Dublín!


Pepe: Paula.
Paula: Pepe, me tienes el nido lleno de caca. Dime.
Pep: ¿Para qué hora era la reunión?
Pau: Para las 17:07.
Pep: Qué hora más tonta, leñe.
Pau: Como cualquier otra, Pepe, como cualquier otra.
Pep: Bueno, y ahí ya decidimos cuándo atacamos y tomamos el control del mundo, ¿no?
Pau: Efectiviwonder, Pepe. Lo más probable es que lo hagamos el viernes a las 13:31. Para el sábado a estas horas hemos mandado al presidente a su casa, dado el comunicado mundial y secuestrado todas las lonjas del país.
Pep: Y los fraelicillos, ¿qué dicen de todo esto?
Pau: Que están ahora muy liados y que si eso se unen en la segunda fase.
Pep:  Pues muy mal, porque ellos iban a poner los subtítulos del comunicado. No va a entendernos nadie. Por cierto, los buitres y las águilas del sur tienen sus interiores controlados, ¿no?
Pau: Ayer llamaron y dicen que está todo listo, que los milanos se unen y que los mochuelos se mantienen neutrales. Las carracas y los abejarucos están también con nosotros. Ya sabes como son, se apuntan a un bombardeo.
Pep: ¡Qué joíos! Ufff, me quedo más tranquilo.
Pau: Bueno chico, te dejo que voy a vomitar en la garganta de mis chiquillos, que ya deben tener hambre.
Pep: Nada mujer, ves, ves. Nos vemos luego.

Vidas aparte