jueves, enero 17, 2008

Tierra

Un físico amigo me explicaba que si arrojáramos al espacio una bola del tamaño de la Tierra, las posibilidades de que chocara con algo serían prácticamente nulas para la eternidad. La aparente densidad de las estrellas es un engaño. El espacio está vacío. Con ese ejemplo quería que me extrañara menos la soledad de la gente de aquí abajo, su aislamiento e incomunicación lacerantes.
PUNSET, E.: El viaje al amor, pág. 28, Ediciones Destino, Barcelona, 2007